Flora y Fauna

Debido a la abundancia de precipitaciones y a una mayor humedad que se desarrolla en la región, se desarrollan especies vegetales que necesitan constante aportes de agua. Tal es el caso del bosque siempre verde o pluviselva (selva de lluvia), representando a bosques poco diversificados en cuanto a estructura, presentando un dosel relativamente abierto con un solo bosque arbustivo relativamente denso. Este tipo de bosque se encuentra en la Cordillera Pelada, en la Cordillera de Los Andes y en la Isla Grande de Chiloé.

Historia

La comuna de Fresia fue creada en 1927 durante el primer gobierno de don Carlos Ibañez del Campo, quien llevó a la práctica una nueva división político administrativa del país con el fin de responder a las necesidades de sectores que adquirían importancia paulatinamente. El 30 de Diciembre de 1927 el presidente de la república firma el Decreto Supremo N°8583, creándose con ese acto la comuna de Fresia, que hasta esa fecha dependía de Maullín.

El 13 de Febrero de 1928, firma otro Decreto que lleva el N°780, mediante el cual se nombra a la primera Junta de Vecinos o Junta de Alcaldes, recayendo la nominación en los vecinos Sres. Teodoro Schaefer, Nicolás Añazco y Juan Schnettler. Esta Junta se constituye el día 26 del mismo mes, en una ceremonia presidida por el Intendente de Chiloé don Emilio Günther. La municipalidad funcionó desde ese entonces en el sector de las Beatas, distante un kilometro de su actual emplazamiento hasta que se trasladara al inmueble que ocupa actualmente en el centro de la ciudad.

El primer Alcalde elegido democráticamente, por votación popular, fue don Teodoro Schafer en el año 1935. Actualmente, desempeña el cargo de Alcalde don Rodrigo Guarda Barrientos, elegido por votación popular, por un periodo de cuatro años, en su gestión edilicia es acompañado por los Concejales Sres. Marcelo Bohle Flores, Carlos Cárdenas Oyarzo, Javier Oyarzo Altamirano, Miguel Cárdenas Barría, Luciano Belmar Arroyo y Hector Roa Poveda. 

La alta ruralidad de nuestra comuna, ha determinado que la agricultura, la ganadería, y la explotación maderera le den un sello característico, actividades que por décadas se han desarrollado lentamente pasando por etapas de prosperidad y depresión propias del sector. En la actualidad se buscan nuevas alternativas que permitan sacar provecho de esta ruralidad, reorientando acciones educativas y productivas a favor de un creciente interés por la educación técnico profesional y el fomento del turismo ecológico y el agroturismo.